Archivo de la etiqueta: Emociones volcánicas

De Lanzarote o la isla mágica de los abrazos, las palabras y las emociones volcánicas

Estándar

Gracias amigas por la foto y la compañía. Famara (Lanzarote)

Como un viaje a un lugar desconocido, como el abrazo de un amigo en el momento más difícil, como una puesta de sol en ese maravilloso lugar…

Hoy llego a ti, después de algún tiempo ausente (espero que me perdones!) para contarte que he estado viajando, en el tiempo, en el espacio y en el pensamiento, para seguir trayéndote más emociones de contrabando.
Fui a buscar tantas emociones que encontré un pozo sin fondo (¿o seria un volcán?) donde estaban todas ellas y para poder salir tuve que hablar en silencio y convencerlas de que todos las queremos, hasta a las más hambrientas, pero en nuestros viajes y adaptaciones a los lugares, personas y vidas, se nos olvida el lenguaje para entendernos con ellas.
Más tarde estuve recogiendo sueños, tantos que hay por ahí perdidos! Entonces me tropecé con un hada y ella me dijo que tenia un truco para concederlos, aunque a muchos después se les olvidara, y es que ella concede sueños con una única condición, se cumplirán aquellos de quienes crean que son capaces de realizarlos. Eso y sus polvos mágicos me llevaron por un bosque lleno de palabras escritas por otros, con sus duendes y sus brujas y más emociones que compartir entre tes y bizcochos.
Recorrí también playas llenas de abrazos, pero no de cualquier abrazo, eran como dulces de chocolate que se quedan en el cuerpo por mucho tiempo, lo que dura el compartir un espacio (para siempre!), tomé baños de agua cargada de amistad y supe entonces que a pesar de los cruces de caminos y de haber perdido mi brújula (ahora solo creo en el instinto), ya no importaba tanto el final del trayecto sino el disfrute del viaje, de las personas, los paisajes y los momentos y volví, aunque solo sea para contártelo…

Para quien me acompaño en este viaje, me llevó de la mano, me enseño que da igual ser nómada, viajera o incluso hacer contrabando si al final eso es lo único que me hace feliz…
GRACIAS LANZAROTE por recibirme con ese abrazo lleno de palabras, emociones volcánicas y toda tu vida y tu magia!

Porque quiero seguir contaminandome de tus historias, tus sonidos, tus colores y tu amistad, aquí sigo y seguiré VIAJANDO...

CONTAMINAME – Pedro Guerra

Post Relacionados:

De mi viaje a Kenya y mi abuela Elvira

Esto es vida…!

De Leonas que no se peinan

…a veces..
sigo viajando
para traerte
mas historias
de contrabando…